16Diciembre2017

Está aquí: Inicio Proyecto Introducción

Introducción

La Red de Carreteras españolas está formada por unos 163.577 kilómetros y comprende autopistas de peaje, autopistas libres, autovías, carreteras de doble calzada y carreteras convencionales; por ella, se canaliza la mayor parte de transporte de mercancías terrestres, presentando un desequilibrio modal hacia el modo carretera del 95,9% frente al modo ferroviario que es del 4,1%; este desigual reparto genera entre otras las siguientes externalidades:

  •  Repercusiones medioambientales por la contaminación asociada de CO2 y otras externalidades.
  •  Dependencia de combustibles fósiles que España necesita importar.
  •  La interferencia del transporte de mercancías con el de viajeros por carretera, no ayuda a reducir el coste social derivado de los accidentes de carretera.

El sector de transporte de mercancías por carretera está liberalizado (lo prestan empresas privadas en libre competencia) y la Administración regula profusamente todos sus ámbitos. Las dimensiones máximas de los vehículos de transporte están reguladas por el Ministerio de Fomento y las empresas adaptan los vehículos a las dimensiones máximas para transportar las mercancías eficientemente, solicitando autorizaciones especiales en algunos tráficos concretos.

La mejora de la sostenibilidad y competitividad del transporte de mercancías por carretera en vehículos pesados, así como la reducción de las repercusiones medioambientales, pasa por un conjunto de medidas, que vienen promoviendo diversos organismos europeos y nacionales. En este sentido, caben destacar las numerosas iniciativas que desde la UE se han promovido, desde que en 1988 se lanzó un primer documento titulado “Hacia un marco para resolver los problemas ambientales causados por la circulación de vehículos pesados de mercancías” [COM (1998) 444 final], con el objeto de establecer el marco de actuación, para desarrollar varias iniciativas encaminadas a reducir las repercusiones ambientales debidas al transporte de mercancías por carretera y reducir la factura que Europa paga por los hidrocarburos consumidos por el sector transporte.

A nivel nacional, Ley 2/2011 de Economía Sostenible, de 4 de Marzo dedica el Capítulo III al Transporte y la movilidad sostenible, dentro de él, en la Sección 2ª: Planificación y gestión eficiente de las infraestructuras y de los servicios del transporte, estableciendo una serie de objetivos como en el artículo 98. Sistema de información sobre la red estatal de infraestructuras del transporte y de análisis y evaluación de la demanda de los servicios de transporte; donde se establece que el Ministerio de Fomento desarrollará un sistema de información integrado sobre capacidad, uso y oferta de la red estatal de infraestructuras del transporte, que se mantendrá permanentemente actualizado, y será de acceso electrónico, universal y gratuito. El sistema permitirá la difusión de información sobre la oferta de servicios logísticos y de transporte disponible, a solicitud de los oferentes.

Asimismo en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT), elaborado por el Ministerio de Fomento, se realiza un diagnóstico del sistema de transporte, dedicando un apartado a los impactos del transporte sobre el medio ambiente y a la fuerte competitividad del transporte de mercancías en el contexto europeo. En él se establece como objetivos: mejorar la eficiencia del sistema de transporte y contribuir a la sostenibilidad general del sistema; además fija directrices específicas para el desarrollo de las políticas sectoriales, destacando en Carreteras que:

La intervención en la Red de Carreteras del Estado se orientará a la consolidación de una red mallada, formada por autopistas, autovías y carreteras convencionales con características de diseño elevadas, con una cobertura homogénea en el territorio. La tipología de la vía dependerá en cada caso del tráfico esperado y de sus características (interurbano, suburbano, periurbano o urbano, relación entre viajeros y mercancías), proporcionará un nivel de servicio homogéneo a lo largo de un itinerario completo, y su diseño será compatible con la eventual adaptación al nivel superior por fases, cuando la demanda así lo justifique.

El proyecto INNOTRANSMER pretende desarrollar una Plataforma de acceso electrónico, que permita a las empresas de transporte de mercancías, simular soluciones innovadoras en los vehículos de transporte por carretera, en rutas de largo recorrido y gran capacidad, para optimizar la capacidad de transporte y así poder llevar más mercancías con menor consumo de combustible. Con el desarrollo del proyecto se conseguirá la reducción de emisiones de CO2 y del consumo de combustible en los vehículos pesados en largas distancias (por unidad o tonelada transportada); de esta forma, se mejorará su eficiencia, el impacto medioambiental y la reducción del consumo de hidrocarburos del sector de transporte de mercancías.

Plataforma de simulación, para el desarrollo de soluciones innovadoras en el transporte de mercancías por carretera de gran capacidad
INNOTRANSMER
INNPACTO: Subprograma de Ayudas a proyectos de I+D+i en colaboración entre empresas y organismos de investigación

Social Media